imagen de la noticia

SINTRASUB-SENAME formaliza convenio de salud con Alcaldía Ciudadana de Valparaíso



Por Francisca Arancibia

Con el objetivo de brindar atención de salud a todos sus socios y socias, el Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores y Trabajadoras Subcontratados del SENAME (SINTRASUB-SENAME) y la Corporación Municipal de Valparaíso han suscrito un convenio de bienestar, que fue formalizado este martes 8 de octubre, junto a otras organizaciones sindicales.

Así, quienes se encuentren afiliados/as a SINTRASUB-SENAME, podrán tener acceso a atención oftalmológica, banco de lentes, banco de salud comunitaria, ortopedia popular, farmacia popular y nutrición popular.

Francisco Gorziglia, director del sindicato, aseguró que se buscará replicar el acuerdo en otras ciudades donde el sindicato tiene presencia y que existan este tipo de iniciativas populares, destacando al mismo tiempo la importancia del convenio, que no sólo irá en favor de los socios y socias, sino que también es traspasable a los niños, niñas y adolescentes con quienes trabajan a diario en los distintos programas de la red SENAME.

“Esto es relevante si pensamos que un sindicato de trabajadores y trabajadoras es quien está impulsando estrategias protectoras en el ámbito de la salud y en favor de la niñez, que sea prioritaria, respetuosa y efectiva, y donde el Estado de Chile, que dice ser garante de derechos, muchas veces no esta presente”, indicó Gorziglia.

Cabe señalar que para poder optar a las prestaciones de salud sólo es necesario presentar el certificado de afiliación al sindicato, sin importar el lugar de residencia. Además, se podrá incorporar al convenio a 10 personas cercanas, debiendo informar previamente a la directiva sindical para hacer efectiva la atención.



imagen de la noticia

“Feroz”: La voz de las víctimas de la negligencia del Estado



“No podemos seguir normalizando e ignorando lo que está pasando en el SENAME porque así todo va a seguir igual. Las personas de poder van a seguir pasándonos a llevar de diversas maneras, pero si actuamos, empezamos a hacer algo y nos informamos esto va a cambiar”, Alanis Ibáñez, actriz obra “Feroz” del Centro de Investigación Teatro La Peste.

Desde el próximo jueves 5 y hasta el domingo 8 de septiembre, en el Teatro del Puente en Santiago, se presentará “Feroz”, obra del Centro de Investigación Teatro La Peste, inspirada, entre otros documentos, en el libro testimonial “Mi infierno en el SENAME” de Edison Llanos. “Feroz” da cuenta de la violencia estatal y pone en el centro a niños, niñas y adolescentes que han sido vulnerados en sus derechos al interior del SENAME.

Con el objetivo de reflexionar en torno a la crisis que vive el servicio, SINTRASUB-SENAME conversó, esta vez, con los actores de la obra, adolescentes que interpretan a quienes han sido violentados y les ponen rostro a las víctimas de la negligencia del Estado.

Alanis Ibáñez, Martina Ibáñez, Diego Becker, Felipe Carvajal y Diego Jaramillo comparten aquí su visión de la problemática y su experiencia dándoles voz a las víctimas del SENAME:

  • ¿Cómo ha sido para ustedes tener que representar la realidad que se vive al interior del SENAME y tener que asumir personajes con vidas marcadas por el abuso?

Alanis Ibáñez: Para mí ha sido muy fuerte, de mucha rabia y pena, tener que representar situaciones que le pasaron a niños y adolescentes dentro del SENAME y que vulneraron sus derechos tan gravemente.

Martina Ibáñez: Es fuerte e impresionante porque uno ni siquiera se imagina las cosas que han pasado allá adentro pero a la vez uno no se espera menos, porque es cosa de ver cómo está el país, para darse cuenta que los abusos van a seguir y que no se van a preocupar de eso.

Diego Becker: Es triste porque hay niños que en realidad lo sufren mucho, entonces me da un poco de impotencia. Por eso me gusta intentar mostrarle al público lo que viven esos niños, porque es muy fome, muy penca. Ojala al público les llegue el mensaje y puedan aportar con su granito de arena. Tener que asumir este personaje es complicado por todo lo que pasan ellos, todo lo que sucede, es muy diferente. Yo no he pasado tantas cosas comparado con ellos, entonces tener que asumir el personaje es complejo.

  • En una problemática que lleva años, donde siempre han sido adultos quienes se han referido a ella ¿Creen que es importante que el relato lo lleven ustedes?

Felipe Carvajal: Sí, porque así se ve que realmente es crudo, porque si lo habla un adulto lo hace sin interés y nosotros queremos tratar de demostrar eso, además que lo hable un niño es más fuerte para el espectador que verlo en un adulto.

Diego Becker: Yo pienso que si es importante que lo llevemos nosotros porque es mejor que los niños muestren lo que sufren otros niños o adolescentes mostrando lo que sufren otros adolescentes. Es más gráfico porque todos tenemos la misma edad y estamos al mismo nivel.

Martina Ibáñez: Sí, porque los abusos y maltratos que hay en el SENAME son hacia los niños y si lo contamos nosotros la gente que ve esto es más fuerte, más crudo, que quizás les quede más marcado al ver que nosotros lo decimos.

  • ¿Cuál es el mensaje que les gustaría dejar en los espectadores que han visto o verán la obra Feroz?

Diego Jaramillo: Que difundan la obra, que disfruten y que tomen conclusiones sobre lo que pasa porque una sola persona no puede hacer un cambio, pero si nos juntamos todos podemos hacer un gran cambio.

Felipe Carvajal: El mensaje que me gustaría dejar es que recapaciten, que piensen que los niños sufren cuando nacen y los dejan abandonados o los dejan en un centro de rehabilitación. Ellos tienen un vida, sentimientos, son seres humanos, como nosotros, así que no hay que dejarlos de lado.

Alanis Ibáñez: Que no podemos seguir normalizando e ignorando lo que está pasando en el SENAME como en otros lugares y ámbitos, porque así todo va a seguir igual, estas personas de poder van a seguir pasándonos a llevar de diversas maneras, pero si actuamos y empezamos a hacer algo y nos informamos esto va a cambiar.



imagen de la noticia

Comienza a conocerse la voz organizada de los trabajadores/as de la red privada del SENAME



Hasta el ex Congreso Nacional, en Santiago, llegaron Francisco Gorziglia y Pablo Valdebenito, directores del Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores y Trabajadoras Subcontratados del SENAME (SINTRASUB-SENAME), acompañados de Sebastián Vera, abogado de Tu Asesoría Sindical, con el objetivo de participar de la Comisión Especial de Asuntos de la Infancia del Senado, donde actualmente se discute el proyecto de ley que crea el Servicio de Protección Especializada de la Niñez, en reemplazo del actual Servicio Nacional de Menores.

Los representantes del sindicato dieron a conocer sus planteamientos y reflexiones en torno al trabajo que realizan a diario, sus condiciones laborales y las apreciaciones que tienen sobre el proyecto de ley que está siendo analizado en la instancia parlamentaria, la cual es presidida por la senadora Ximena Rincón (DC) y en la que estuvieron presentes los senadores  Ena Von Baer (UDI), Carlos Montes (PS), Manuel José Ossandón (RN) y Jaime Quintana (PPD).

Allí se dejó en evidencia las diferencias entre los trabajadores de los Organismos Colaboradores Acreditados (OCA) – que llegan a ser más de 11 mil – y aquellos que son contratados de manera directa por SENAME. El 96,2% de los proyectos de la oferta son desarrollados por OCAS mientras que sólo el 3,8% son ejecutados por centros de administración directa. Con datos como esos, la organización sindical fue enfática en afirmar que los trabajadores y trabajadoras de la red privada de SENAME son la fuerza activa mayoritaria que lleva adelante la política en niñez y adolescencia del Estado de Chile. En ese sentido, se reconoce, en la práctica, al Servicio Nacional de Menores como empleador principal, pese a lo señalado por el reglamento de la ley 20.032, el cual asegura, en los dos últimos incisos del artículo 65, que el personal que los colaboradores acreditados contraten para la ejecución de los proyectos no tendrán relación laboral alguna con SENAME.

“Lo decimos con toda responsabilidad: SENAME subcontrata y a la vez invisibiliza la importante labor que desempeñamos y también las múltiples vulneraciones de derecho laboral existentes, con sentencias de Tribunales Laborales favorables en este aspecto, pese al dictamen 8.433 de la Contraloría General de la República, que data del año 2008 y que señala que ‘no se aplican al Servicio Nacional de Menores las normas sobre subcontratación introducidas por la ley 20.123 al Código del Trabajo’. Dictamen que en noviembre del 2018 solicitamos reconsiderar y que a la fecha no hemos recibido respuesta”, afirmó Pablo Valdebenito, director sindical de SINTRASUB-SENAME.

En relación a las condiciones laborales, se puso de manifiesto la inestabilidad de los puestos de trabajo, la alta rotación de profesionales y técnicos en los programas, la contratación de personal a honorarios y plazo fijo y la desvinculación de trabajadores y trabajadoras de las OCAS por necesidades de la empresa y su recontratación bajo contratos a honorarios. Del mismo modo, se hizo énfasis en lo precario de los sueldos, la variación de éstos entre OCAS, la diferencia de remuneraciones entre la red privada y el personal contratado de manera directa por el SENAME y la inexistencia del pago de horas extra.

Con respecto a la discusión del proyecto de ley que crea el Servicio de Protección Especializada de la Niñez, desde SINTRASUB-SENAME manifestaron que no observan cambios estructurales, pues se continúa perpetuando el sistema de licitaciones vía voucher, la subsidiaridad y la judicialización excesiva de niños, niñas y adolescentes junto a sus familias. Además, aseguraron que prima la preocupación financiera y administrativa por sobre la técnica, evidenciando falta de enfoques coherentes con la realidad social. En esa línea, manifestaron su preocupación por la nula disposición del ejecutivo de acoger las observaciones técnicas de instituciones, investigadores y organizaciones sindicales públicas y privadas que apuntan a reestructurar el servicio con el foco puesto en la niñez.

Para finalizar, se sugirió al Estado comprometerse a regular, nivelar y resguardar los derechos laborales de los más de 11 mil trabajadores y trabajadoras de los OCAS, lo que no sólo conllevará a mejorar sus condiciones de trabajo y salud, sino que también la calidad de la intervención y de la vida de los niños, niñas y adolescentes más vulnerados y la de sus familias.

SINTRASUB-SENAME realizó un balance positivo de su participación en la comisión del Senado, asegurando que fue capaz “de decir algo que hasta el momento nadie había dicho y fuimos escuchados atentamente por los senadores que estaban presente. A nuestro juicio, se trata de un avance importante, pero el camino aún es largo y creemos que estamos desarrollando acciones centradas, concretas y aterrizadas con el objetivo de mejorar de manera real las condiciones de trabajo y de vida de los más de 11 mil trabajadores y trabajadoras que nos desempeñamos en los Organismos Colaboradores Acreditados”.

Cabe señalar que es primera vez que una organización sindical de la red privada de SENAME asiste a la Comisión Especial de Asuntos de la Infancia del Senado en los meses que lleva discutiendo el proyecto de ley que crea el Servicio de Protección Especializada de la Niñez en reemplazo del actual Servicio Nacional de Menores.

Documento disponible para socializar:
SINTRASUB SENAME PRESENTACION SENADO



imagen de la noticia

Feroz: Una obra teatral que invita a los trabajadores/as de la Red SENAME a la reflexión crítica.



“Los niños no hablan cuando los grandes están hablando. Esa es una verdadera mierda que ha atrofiado la libertad”, Danilo Llanos, director del Centro de Investigación Teatro La Peste.

Este 1 de agosto a las 20 horas, en el Teatro Municipal de Valparaíso, se presentará Feroz, una obra que instala la violencia estatal contra niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos. Como SINTRASUB-SENAME creemos fundamental reflexionar respecto a la crisis del SENAME, qué posición tomamos respecto a la negligencia estatal y qué autocritica realizamos como trabajadores/as que ejercemos en la primera línea de la intervención. Esto de cara, por supuesto, a que, como trabajadores/as, tengamos opinión y propuestas frente a la frivolidad institucional. En ese sentido, el teatro crítico se transforma en una herramienta pedagógica, que sin duda alguna, nos pueda aportar en este proceso.

Por ello, quisimos entrevistar a Danilo Llanos, director del Centro de Investigación Teatro La Peste, quienes en 2018 presentaron la Obra “Feroz”, inspirada, entre otros documentos, en el libro testimonial Mi infierno en el Sename, de Edison Llanos (2017, Editorial Ceibo).

Aquí les dejamos su visión y reflexión en torno a la obra Feroz y su relación con la problemática SENAME:

¿Cómo surge la idea de realizar un montaje centrado en la problemática del Sename? ¿Qué sabían ustedes, como compañía, de la realidad que se vive al interior de los centros?

Como Centro de investigación siempre nos ha interesado abordar espacios de discusión que están en el lugar más invisible, más desplazado. Trabajar en el sitio marginado. En ese sentido, la reflexión que hicimos – después que conocimos la cifra de los 1313 niños y niñas,  asesinados por el estado chileno, entre otros materiales-  fue de visualizar allí un espacio abyecto  al que a nadie le importaba. Pero realmente, a nadie la importaba.  La reflexión también fue la entender que estábamos hablando de niños y niñas. Seres con esa fragilidad, con esa vulnerabilidad y que el estado, lo había asesinado. En ese lugar peligroso, quisimos entrar ya que sabíamos que desde allí había una urgencia de contar algo, y hacerlo de un modo radical.

Por cierto que un sabe, al menos desde una dimensión superficial. Pero cuando aparecieron los 1313 y llega a mis manos los libros: “Mi infierno en el SENAME”, “Huellas Imborrables” (Investigación de la U. del Desarrollo) y “Cartas desde Adentro” (Libro censurado el año 2016),  además de todas las cuestiones que siguen apareciendo, te empiezas a dar cuenta que solo conocías un ínfima parte de esta aberración institucional. Un grupo importante de niños y niñas de esta país, a los que se supone el estado debe resguardar por sobre todas las cosas, los estaban asesinando. Nos interesó mucho no quedarnos con esa primera capa de información, quisimos ingresar desde nuestro territorio de acción, que es  el Quehacer teatral; desde allí levantar todas las interrogantes posibles.

En el montaje, hay una apuesta por romper el adultocentrismo, la mayoría de los actores en escena son precisamente niños, niñas y pre-adolescentes. Son ellos quienes llevan el relato. ¿Cuál fue la reflexión detrás de esa decisión? ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

Cuando se discute, reflexiona y alega respecto del SENAME, hablan adultos. Los abogados son adultos, los diputados son adultos, los trabajadores de esos centros son adultos. Todos son adultos. Siempre la solución la tienen los adultos. Hemos crecido con la carga de que “los niños no hablan cuando los grandes están hablando”. Esa es una verdadera mierda que ha atrofiado la libertad.  Y respecto de este caso, el SENAME, si se trata de soluciones, descargos o reflexiones, ¡NUNCA SE HAN ESCUCHADO A LOS NIÑOS Y NIÑAS!.  Hay un texto en la obra en en el que uno de  los niños irónicamente dice: “Gracias por hablar por nosotros, gracias por solucionar nuestro problemas. Los adultos solucionarán todos nuestros problemas. Mientras, ellos, los niños, seguirán apretándose para no llorar”. Los adultos, los que han hablado, aún siguen intentando solucionar algo. Y ellos, los adultos, sobre todo lo que tienen poder, han sido los que los han dejado morir.

Trabajar en este contexto con niños y niñas ha sido puro aprendizaje. Como director he tenido que contener mis  procedimientos de dirección  y crear nuevos para poder desplegar material en la escena. Sin lugar a dudas hay un antes y un después en mi carrera como director y hombre de teatro luego de trabajar en este montaje en donde tuve que conducir niños  y niñas para construir estos relatos. Ha sido un goce, un placer, pero también un dolor muy, muy profundo.  Esta paradoja hace que el trabajo sea mucho más interesante. Los niños cuenta estos relatos desde el juego,  eso permite que los testimonios se sitúen en una dimensión mucho más significante, mucho más violenta, mucho más perturbadora, y por sobre todas las cosas mucho  más humana.

La muerte de Lissette Silva en el CREAD Galvarino, en 2016, destapó una cruda realidad al interior de los centros del SENAME. Una crisis que llevaba años pero de la que nadie se hizo cargo. Se dejó en evidencia la negligencia de las instituciones y la indiferencia de la ciudadanía ¿Dirían que, en ese sentido, existe una interpelación al espectador en la obra?

Por supuesto. Todo aquel que vea la obra se sentirá interpelado(a) por niños y niñas. Es necesario recibir esas interrogantes y modificarnos. Modificar. Movilizar. Hacer estallar todo. Si no se modifica, es porque sencillamente no le importa.

¿Creen que sería importante que trabajadores y trabajadoras del SENAME puedan asistir a funciones de la obra Feroz? ¿Por qué?

Partimos dela base que creemos que nos gustaría que nuestras obras las viera la mayor cantidad de gente posible. Y que en específico, que  la vean los y las trabajadores(as) del SENAME, nos parece del todo pertinente. Cuando uno mira en distancia lo que se ha transformado en algo cotidiano, la consternación y reflexión son mucho más veloces y profundas.  A ratos el quehacer diario nos hace normalizar – o incorporar- algo y transformarlo en algo inamovible.  Por lo tanto, ver FEROZ abre la posibilidad de que tal vez esos testimonios que han escuchado desde hace tiempo, entren al  cuerpo de una manera distinta a como ha ingresado en su espacio de cotidianidad. Ese momento, es el lugar de modificación. Invitamos a todos y todas los y las trabajadores(as) del SENAME  a ver FEROZ para que podamos juntes mirar aquello que tal vez ya no lo vemos con ojos cargados de sorpresa, sino que con miradas saturadas de rutina.



imagen de la noticia

SINTRASUB-SENAME recorre localidades de la zona norte y sur del país.



En el mes de julio del presente año, dirigentes sindicales de SINTRASUB-SENAME sostuvieron variados encuentros con trabajadores/as que ejercen en los Organismos Colaboradores Acreditados del Servicio Nacional de Menores.

Trabajadores/as de las localidades de Temuco, Valdivia, Illapel y la Serena pudieron conocer la propuesta sindical de SINTRASUB-SENAME, sus inicios, acciones desarrolladas y proyecciones a corto-mediano y largo plazo.

De igual manera, los dirigentes sindicales pudieron conocer las problemáticas particulares y generales mencionadas por los propios protagonistas, considerando aspectos como la territorialidad, maternidad, formas de contratación, vulneraciones graves de derechos, salud mental en los equipos, entre otros temas.

Según palabras de Pablo Valdebenito, dirigente de SINTRASUB-SENAME zona sur, una de las tareas fundamentales del sindicato es promover el auto reconocimiento como trabajadores/as de la niñez y subcontratados del SENAME, escucharnos entre todos/as y reflexionar hacia la conquista de mejoras laborales y de intervención.

Por su parte, Francisco Gorziglia, dirigente de la zona centro, agrega que la realización de las distintas jornadas no sería posible sin el apoyo de los socios y socias, quienes gestionan y coordinan las jornadas para su buena realización. Allí radica la importancia de la participación de los asociados/as, son el motor de la organización, señala.

Finalmente, la dirigencia sindical manifestó que la primera semana de agosto habrán asambleas extraordinarias en cada zonal y que a fines de agosto se iniciaran nuevas visitas, destacando Antofagasta por el norte, Concepción y Puerto Montt por el sur, donde esperan recoger nuevas reflexiones y crecer sindicalmente.



Síguenos en :